lunes, 1 de octubre de 2007

El alma en una canción

Nunca me había gustado Penélope Cruz. Mosquita muerta, poca cosa, morritos... Siempre se encuentran excusas para que desechar algo que rechazas en una primera instancia. Sucede hasta que las cosas cambian en algún punto del camino y tienes la humildad de reconocer esa inflexión. Ese preciso momento se cumplió al oír el sonido seguro del caminar de sus tacones, al ver su trasero con más prominencia en la pantalla, escuchando un tono más arrabalero y sentiendo un implacable poderío y fuerza innata. En resumidas cuentas, una nueva Pe bajo las fachas de uno de sus personajes. Un baño en otra nueva personalidad que no tenía ninguna relación con lo que Pene Cruz siempre ha supuesto para mí.

Era a Raimunda a la estaba viendo -"Aquí estoy yo y olé mi arte"-. La admiración que despiertan en mí ese tipo de mujeres, me ha hecho irresistible no enamorarme de esta creación del controvertido director manchego. Compruebo por primera vez que Penélope Cruz es actriz.

Ya era hora de que algún español nos descubriera tan artísticamente el alma profunda de Castilla. Quizás peco de ignorancia, pero hasta donde yo sé (que tampoco es que sea una experta), deben de haber pasado décadas antes de poder encontrarnos con un director que realizara de manera tan safisfactoria una historia tan bien construida y entrañable. Entrañable porque cada uno de los personajes de Volver te llega hasta las entrañas.

La gran mayoría del cine español padece de lo mismo. Se intenta mezclar costumbrismo y humor con un trasfondo de ternura. Pero en ese tándem, uno de los tres pilares siempre acaba por flaquear. Volver es una de esas películas que ha elaborado la mezcla a la perfección, y además, impregna a cada uno de sus fotogramas con un toque de poesía. La poesía que se puede encontrar en una peluquería, en un barrio periférico de Madrid o en las casas antiguas de los pueblos de La Mancha. La cuestión es primero, verla. Luego, saber enfocarla. Después de la trágicamente sufrida Hable con ella, Almovódar acaba superándose una vez más. Éste último largometraje dispone de humor y costumbrismo en la perfecta medida para hacernos reír y llorar de una imagen a otra. Imaginarnos que no estamos viendo una película, sino sumergirse en las alegrías y tragedias de una vida tan real como la del vecino que saludamos todos los días o la persona que aparece delante del espejo.

El alma de nuestras vidas atrapada en una canción...'Volver'


'Aquí estoy yo y olé mi arte'

10 comentarios:

BUDOKAN dijo...

Hola, me ha gustado leer este post en el que reflexionas un poco sobre las flaquezas del cine español en la actualidad y de las cuales me parece que estás acertada. Saludos!

Nosotras mismas dijo...

No puedo estar de acuerdo contigo en eso de reconocer a Penélope Cruz como actriz, a mi sigue sin decirme nada, pasa por delante de mis narices sin pena ni gloria.

Besos

Alfredo dijo...

Yo defiendo el buen cine español que existir existe, y un ejemplo es Mataharis de Iciar Bollain. Reconozco que Piiiiiiiiiidro no es santo de mi gusto y Pe mucho menos, ya que me parece que su belleza es muy superior a su talento como actriz.

Sigamos viendo cine español.

Un saludo!

Nosotras mismas dijo...

Buenas,

He visto "VOLVER", como incondicional de Almodovar, ahí me tienes viendo todas sus películas. Y aunque el guión me gusto, Penélope sigue sin decirme nada.

Besos

Clara dijo...

Supongo q los gustos son subjetivos como bien se titula mi blog, al igual q las opiniones.

De todas maneras, he de decir en defensa de Pe (o Pene), que una película como 'Volver' no se sostiene sin un buen trabajo por parte de las actrices. Gran parte del alma de la película se basa en ellas.

Aún así puede que yo también esté afectada por el subjetivismo. Pero, Pe te doy una oportunidad, realmente me gustó mucho Raimunda.

Dr. Hichcock dijo...

No opino, pues la tengo en pendientes y aún no he encontrado un momento en el que me encuentre cómodo para ver esta película, ya que Almodóvar me suele provocar bastantes efectos secundarios no deseados.
Sobre Pe, pocas veces me ha demostrado que vale como actriz.
El éxito de ambos me sorprende, quizá esté un poco démodé.

Heriberto dijo...

Almodóvar es ante todo un más que eficiente contador de historias, lo cual en mi opinión no espoco mérito en estos días de cine. Y de acuerdo con vos, una película de esas no se sostiene sin la actriz, que estuvo en mi opinión muy buena.
Un saludote desde el Trópico.

Mónica...Cine Cuentos. dijo...

A mi Pe como la llaman en España, me cuesta verla como buena actriz, y eso que me gusta el cine español, me encanta Almodovar... pero no sé... ya demostrará que es buena... si lo es... y he visto varias películas de ella.
Tiene mirada muy expresiva, eso si.

Bss.

elputocriticón dijo...

volver es una grata sorpresa después de la floja "la mala educación"..

y a mi me gustó más "antes del atardecer" que comer con las manos..

saludos!

Jess dijo...

A mi Pe no me emociona mucho, la verdad (ni Almodóvar, lo siento). SIn emabrgo, me gustó en Sin noticias de Dios, junto a Victoria Abril.
Saludos

http://pornogafapasta.blogspot.com