sábado, 14 de junio de 2008

Algo pasa en Las Vegas



Una película que podría haber sido mucho más, si sólo se hubiera seguido la evolución natural de la relación de la pareja de esta historia...

Curiosamente, anoche decidí ver una producto pura y verdadermente made in Hollywood y he de reconocer que a parte de los esterotipos que abundan en esta clase de americanadas horteras y videocliperas, pasé un rato divertido viendo a la gamberra de Cameron Díaz y al ramplón de Aston Kutcher. El ritmo dinámico del guión acaba con los momentos superfluos y aburridos del comienzo y despierta cierto interés por la evolución del enredo.
A parte del vomitivo final feliz, esta película podría haberse salvado cambiando algunos clichés característicos de filmes comerciales yankis. La originalidad del planteamiento y la construcción de situaciones apropiadamente singurales conectan con la juventud de la sociedad actual. La presentación de una mujer todoterreno de la gran ciudad -un tiburón de los negocios y de casi todos campos- y de un malcriado sinvergüenza, atrapados por lo que su familia, su trabajo y sus parejas esperan de ellos, dota de un trasfondo mínimamente trascedental a la trama, más explotado hacia el final del largometraje aunque no brillantemente resuelto.
Asimismo, aporta un respiro a la comedia romántica que últimamente inunda nuestras carteleras: un cúmulo de parodias románticas chorras sobre los mil refritos posibles donde se pueden combinar las palabras 'novio/a' y 'boda'.
Circunstancias desternillantes y golpes de humor cotidianos pero bastante bien aprovechados (como el momento en que Díaz reitera hasta la exasperación cómo se sube y se baja la tapa de un inodoro, las sesiones con la terapeuta matrimonial o los intentos de ambos cónyugues por quedarse con los 3 millones de dólares) detentan cierta agudeza humorística, sin necesidad de recurrir a gracias groseras ni manidas.
Instantes de enternecimiento soso y artificial estropean un final y confirman la razón por la que esta comedia pasará a formar parte del saco de los productos comerciales de Hollywood y no de las películas reseñables de la historia del cine.

8 comentarios:

Andres Pons dijo...

Pesima comedia, al estilo del cine romantico actual.

Miguelo dijo...

creo q soy el unico al que cameron diaz no le parece guapa...

gracia lacal dijo...

Completamente de acuerdo, por lo fallida. No tenía perdón no hacerte comentarios, así que te sumo a mi blog, super nena

BUDOKAN dijo...

Hola, coincido plenamente en lo que dices sobre el guión y el desarrollo de los personajes. Me gusta la pareja que hacen ellos pero la trama no los acompañó. Saludos!

Ariel Luque dijo...

Buenas, muy bueno el blog. Lamentablemente esta pelicula no la vi todavia, asi que no puedo hablar de ella. Pero me parece muy interesante lo que decis en la nota. Voy a pasar mas seguido para poder enganchar alguna peli que haya visto y poder dar mi opinion.

Saludos y te invito a mi blog de cine.

Ariel Luque

Tarquin Winot dijo...

La parejita me aburre hasta la nausea. No bstante, he oido ya varias opiniones que,junto a la tuya, la salvan dentro de la nueva hornada de pasteles románticos de este año. De modo que, habrá que darle una oportunidad. Ya te contaré.

Oreste dijo...

Ciao Clara, buon fine settimana e un bacio.

Goethemola dijo...

Coincidimos con la crítica. Creo que el principal problema es que últimamente las comedias románticas son tan malas que cualquiera que supera mínimamente esa mediodridad, como es el caso, es considerada mucho más de lo que en realidad es, ¿no?

Hecho menos a Harry y a Sally... ¿Seré el único?

Saludetes!